SALUD | ESPIRITUALIDAD

Cómo aprovechar el Ramadán con la menstruación

Llegó el anhelado mes de la adoración, de la misericordia y el perdón, y como cada año, tienes planificada tu rutina para rendir al máximo espiritualmente. Pero en el momento en el que te viene el período menstrual, todo eso cambia, y tu rutina se trastoca por completo, puesto que ya no puedes seguir con lo que te habías propuesto. No sólo eso, sino que además deberás "recuperar" aquellos días de ayuno.. 
Cómo aprovechar el Ramadán con la menstruación

Ya sea al inicio o al final del Ramadán, toda mujer le va a venir la menstruación. Somos muchas las mujeres que no nos agrada la visita mensual, pero a pesar de ello, debemos agradecer a nuestro Creador por esta bendición, ya que si Dios nos lo ha dado, es para purificar nuestros cuerpos, no es ni un castigo ni una enfermedad, todo lo contrario es un bien para nuestra salud, y Dios sabe más .

Hay mujeres que lo pasan realmente mal, las hormonas se revolucionan, sufren tremendos dolores o se marean, pues imagina sumarle a todo esto el estar en ayunas. Es por ello que Dios ha decretado que las mujeres se abstengan de rezar o realizar el ayuno durante esos días.

La recuperación de esos días, puede realizarse en el período de un año(antes del siguiente Ramadán), y no tiene por qué  realizarse de forma seguida, se puede ir repartiendo los días a lo largo del año. En caso de no haber podido recuperar el ayuno en ese período, hay que devolverlo en forma de dinero para los pobres. 

Muaz relata un hadiz acerca de este asunto:" Le pregunté a Aicha por qué una mujer con la menstruación recupera los días de ayuno que pierde, mientras tanto no recupera los rezos diarios. Su respuesta fue: Cuando estábamos con el Mensajero de Dios, él nos decía recuperar los días de ayuno que perdimos debido a la menstruación; pero nunca mencionó las oraciones diarias." 1

¿YA PUEDO AYUNAR? 

Toda mujer pasa por estos momentos de incertidumbre, pero las dudas aumentan cuando se trata de Ramadán.

Estamos ayunando pero durante esas horas de ayuno ,antes de la oración del Magreb, resulta que nos viene el período, debemos romper con el ayuno ya que ese día queda invalidado por lo que habrá que recuperarlo posteriormente. Pero en el caso de que la regla aparezca después del rezo del Magreb, ese ayuno está completo y no hay que recuperarlo.

Lo mismo sucede en el caso de que la mujer de a luz, si se pone de parto durante el día de ayuno antes del rezo del Magreb, el ayuno finaliza, pero si esto pasa después del Magreb, queda completado. Las mujeres embarazadas o lactantes quedan exentas de la responsabilidad de ayunar en el Ramadán.
 

Cuando se acerca el fin de la menstruación, surgen muchas dudas respecto a si ya se puede iniciar con las obligaciones de rezar y ayunar.

Cada mujer tiene un ciclo menstrual diferente, pero en caso de dudar, es mejor que leamos este hadiz:

Al-Bujari dijo en su Sahih:

Capítulo sobre el comienzo y final del período menstrual; las mujeres solían mostrarle a Aisha una pieza de algodón con rastros amarillentos de flujo vaginal (para consultarle) y ella les respondía:

No se apresuren hasta que vean el flujo blanquecino, que significa que el período menstrual ha terminado.”

Si la regla finaliza durante el día, se debe realizar el ritual de purificación "Gusl", y por la noche  es imprescindible tener la intención de comenzar a ayunar al día siguiente. 

En el caso de las mujeres que sufren de metrorragia, sangrados o hemorragias vaginales que tienen lugar fuera del periodo menstrual, éstas pueden proseguir ya que no se invalida el ayuno, sólo deben realizar la ablución menor antes de cada rezo. 

De Aisha que dijo:

Vino Fátima la hija de Abü Hubaish al Mensajero de Allah ﷺ y le dijo:

«¡Mensajero de Alláh! Soy una mujer que sufre de metrorragia y no me purifico; ¿debo dejar de orar?»

Respondió: «No, eso sólo es sangre de una vena, y no es menstruación. Cuando la menstruación llegue, abstente de las oraciones, y cuando finalice, lava el resto de sangre y luego ora».

La versión de Bujári agrega:

«y realiza la ablución para cada oración»

EL RITUAL DE PURIFICACIÓN 

Los actos de adoración como son el rezo y el ayuno, deben llevarse a cabo estando en un estado de pureza espiritual. Y esto se aplica tanto a los hombres como a las mujeres. Es por eso que en caso de estar en estado de "Janabat" (haber mantenido relaciones sexuales) o "haid" menstruando, se debe realizar el gusl o purificación mayor, para completar el estado de pureza espiritual y comenzar nuevamente a rezar o ayunar.

Cuando la mujer menstrua, al purificarse debe realizar el ghusl purificando su cuerpo, porque el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) le dijo a Abu Fatima Bint Hubaysh: "Cuando llegue el momento de tu menstruación deja de orar, entonces cuando termine, realiza el gusl y ora." Narrado por al-Bujari.·

De Aisha que Asmá bint Shakal preguntó al Mensajero de Allah ﷺ sobre la purificación de la menstruación. Dijo:

“Ustedes toman su agua, sus hojas de loto y se purifican y haciéndolo bien.

Luego se debe verter agua sobre la cabeza y frotar vigorosamente, para que llegue a las raíces de su cabello, y verter agua sobre ella.

Luego se debe tomar un trozo de tela que está perfumado con almizcle y purificarse con ella. «Asma» dijo: «¿Como se puede purificarse con ella?»

Él dijo: ‘Subhana Allah, .»Aisha le dijo: «Debes seguir los rastros de sangre.»

Aisha entonces le dijo, como susurrándole: “Limpia los rastros de sangre”. Y entonces Asmáa le preguntó cómo debía purificarse en el caso de haber mantenido relaciones, y él le respondió:

“Toma agua y purifícate bien, completamente, luego vierte agua sobre tu cabeza y frótala para que el agua llegue a las raíces del pelo, luego vierte agua sobre todo tu cuerpo”.

Aisha comentó sobre su relato: “¡Cuán buenas eran las mujeres de la Medina! Ellas nunca dejaban que la vergüenza les impidiera preguntar para comprender correctamente la religión”.

MÉTODOS DE ADORACIÓN DURANTE LA MENSTRUACIÓN

 Hay que tener en cuenta que estos días en los que transcurre la menstruación, no se tratan de días de descanso de nuestra religión, es decir, son días en los que no esta permitido realizar la oración o ayunar, pero a pesar de ello, podemos aprovechar el tiempo en otros tipos de adoración e incrementar nuestras buenas acciones "hasanat".

  • Realiza muchas Súplicas (Duaa): Aprovecha las bendiciones de este sagrado mes y suplica a tu Creador. Pide por ti y por la Ummah.
  • Realiza donaciones y aporta tu granito de arena para los más necesitados.
  • Medita sobre tu yo interior, qué aspectos te gustaría mejorar como persona o como creyente. Trabaja en tu carácter o en mejorar tu relación con los demás.
  • Realiza Dikh constantemente: Recuerda, menciona  a Allah y medita. "Wa dakir fa-ina dikra tanfa ' u lmuminina (Y recuerda, por que el recuerdo beneficia a los creyentes).
  • Asistir a charlas online: gracias al confinamiento, podemos disfrutar de múltiples videoconferencias que nos aportan nuevos conocimientos.
  • Lee libros sobre el Islam o sobre la vida del Profeta Muhammad (sws).
  • Aprovecha al máximo los últimos diez días de Ramadán, aunque no vayas a realizar la oración ni  a ayunar, procura despertarte en el Fajr y realiza mucho dikr y duaa.

Comentarios
Cómo aprovechar el Ramadán con la menstruación
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW